La luminosidad puede mejorar el ambiente, y transformar la atmósfera, tornándola más acogedora e íntima

Quien es huésped en un hotel, sea por vacaciones o trabajo, espera encontrar un ambiente cómodo, funcional y bonito, ¿no cierto?

Pues en esos ambientes, hay siempre una cierta dualidad, pues deben ser diferentes a los de una casa, y al mismo tiempo ser acogedores como lo son los hogares. No hay un patrón establecido, pero es necesario que cada objeto acompañe el estilo elegido para esta o aquella ambientación. Mezclar y añadir modernidad, creando algo nuevo, es el gran diferencial en esos espacios. El viajero no quiere encontrar la misma – o parecida – arquitectura o decoración en todos los hoteles que visite, independiente de la ciudad o país en el que esté. Como si ya no bastara la monotonía de los espacios corporativos y la rutina del diario vivir!

Si hay una cosa que marca la diferencia en la hotelería es la iluminación. La ausencia de un proyecto bien pensado deja el ambiente aburrido, monótono y sin atractivos. La correcta luminosidad valora el ambiente y puede transformar la atmósfera de un espacio, tornándolo más acogedor e íntimo. Es bueno recordar que ambientes grandes demandan objetos proporcionales e imponentes en el tamaño. Un buen ejemplo son las varias lámparas de mesa diseñadas por Mauricio D’Ávila, de Geo Luz & Cerámica, creadas especialmente para ambientes hoteleros.

En el hall de entrada, en el restaurant o incluso en los pasillos, lámparas y pendientes son los protagonistas de la ambientación. “Esos objetos atraen la mirada no solamente por la luminosidad, pero también por el diseño, los colores y la combinación con los demás detalles de la decoración, como sillones, alfombras, etc”, explica Mauricio.

La durabilidad y fácil mantención deben ser consideradas también, pues con el tiempo algunos materiales pueden desgastarse e, incluso, cambiar su color. Una opción certera es la cerámica, que siempre estuvo presente en la decoración, pero ahora la presentamos de una forma diferente. En la actualidad, la cerámica es muy valorada y se transformó en tendencia mundial en la decoración. Además de lo estético, ofrece fácil mantención, no inflamable, antialérgica, inoxidable y con una larga vida útil, sin sufrir los desgastes del tiempo. La cerámica es versátil y también uno de los materiales más resistentes que existen, además de ser ecológico, algo muy importante por estos días.

Interpreter: Francisca Rodriguez Aldunate

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *