Olvídese de lo “rústico” y disfrute la modernidad y el refinamiento de esta combinación

El cobre es muy usado en decoraciones más rústicas y se hace presente en muchos detalles y objetos de decoración en una casa. La cerámica, a su vez, también es recordada de esa misma forma. Pero la combinación de ambos le trae elegancia a los ambientes, refinamiento y sofisticación, además de modernidad. Esas combinaciones de materiales tan distintivos pueden estar en varios objetos decorativos, pero resantan especialmente en luminarias y lámparas.

El diseñador Mauricio D’Ávila, de Geo Luz & Cerámica, pensó justamente en eso cuando decidió crear piezas exclusivas de iluminación con esa combinación. “Muy diferente de lo que la gente piensa, que rústico es algo viejo, esa mezcla de elementos es parte esencial de un ambiente moderno, además de traer una serie de emociones…le da al ambiente la sensación acogedora, de paz y tranquilidad”, afirma.

Un buen ejemplo de eso es la luminaria de piso “Copacabana”, diseñada por Mauricio. Con opciones de dos colores (blanco y tabaco), tiene el soporte y el haste en cobre, finalizando con la cerámica, que le da a la pieza en “tono” de la iluminación en el ambiente. Es una pieza grande, pero mantiene su delicadeza, y puede ser usada en interiores, ofreciendo una óptima visión del lugar. En otras palabras, es una lámpara funcionar y decorativa, que le añade valor al ambiente.

Y si hablamos de piezas más pequeñas, que pueden ponerse sobre una mesa u otros muebles, como escritorios o incluso en un dormitorio, las lámparas son el foco central de esa combinación de cobre y cerámica y sus tonos diferenciados. La lámpara “Angra” y la “Ipanema”, de Geo Luz & Cerámica, mezclan las tradiciones e inspiraciones del mar, justamente con el objetivo de transmitir a quién esté en esos ambientes la sensación de tranquilidad y paz.

Además, siempre es bueno recordar que la cerámica es un material muy versátil y facilmente adaptable, dándole a cualquier espacio un aire muy lujoso y sofisticado. Y más allá de lo estético, la cerámica es de fácil mantención, no es inflamable, es antialérgico, inoxidable y tiene una larga duración, sin sufrir las consecuencias del paso del tiempo. También es uno de los materiales más resistentes que hay, además de ser ecológico.

En fin, son varias las combinaciones que se pueden hacer entre la cerámica y el cobre, y que van mucho más allá de la sensación de “algo viejo”, llevando consigo un estilo especial en tonos neutros que conversan entre si y harmonizan muy bien, una prueba de que para tener una casa moderna no es necesario recurrir a una infinidad de materiales y colores. Basta sólamente tener la iniciativa de abrir la mente para lo que es nuevo y saber reinventarse.

Interpreter: Francisca Rodriguez Aldunate

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *